De Mari, de la Jaia y de lo bien que lo vamos a pasar en Aste Nagusia

Todos los años, cuando se acerca el txupin que da inicio a la Aste Nagusia de Bilbao, la Semana Grande de la Capital del Universo conocido y por conocer, suelo soltarme con un post festivo, acompañado de un fotomontaje más o menos cutre. A algunos y algunas os gusta, cosa que me llena de alegría y buen humor… Por eso lo sigo haciendo. Aunque me pille el toro y acabe publicando a última hora. En este 2014 no iba a ser menos, así que ya, de entrada, os felicito las fiestas. Zorionak!

Marijaia

Para la gente de Bilbao, la Aste Nagusia es especial. Es especial porque es de Bilbao, que ya es un argumento de peso. Pero es especial porque para muchos y muchas, es el desahogo que marca el “comienzo del fin” del verano, el arranque del curso, la inminente vuelta al cole. Lo decía hace tres años, en mi chapa del 2011: Aste Nagusia abre el año en nuestra villa, tiene más trascendencia que el cambio de dígito de Diciembre. Son 8 días de maravillosa, buenrollista, jaiera transición, en la que quienes vivimos aquí y quienes se acercan a ser bilbainos y bilbainas durante unos días (y, por extensión, para siempre), lucimos una sonrisaza de oreja a oreja mientras hacemos cosas que no se nos ocurriría el resto de la temporada… véase subir los brazos, girar a lo loco y consumir Kalimotxo de grifo txosnero (que seguiré insistiendo en rebautizar como Galipó, Kalimordor, Jalimonstruo o cualquier otra denominación más apropiada que lo distinga del refrescante combinado original).

En 2013 me pasó como hoy. Me pilló el toro. Empecé una ilustración que se me complicó un poco, así que que acabé colgando un diseño sencillo, ese Keep Calm And Gora Marijaia. Parece que fue un acierto, porque gustó, se compartió en redes, se copió un poco también y, además de ponerme la mar de contento, me animó a subir el modelo a La Tostadora, por si queríais compraros una camiseta con él. Todavía podéis hacerlo, aunque seguramente ya es un poco tarde si la intención es que os lleguen durante las fiestas, tardan unos dáis en imprimir y enviarlas.

A propósito de las camisetas, los humildes 16.99 euskos que he recibido en total hasta la fecha por la venta de 13 o 14 prendas (alguna más va en camino) han ido directos a ACNUR. Ya que estamos, aprovecho este momento de alegría jaiera para animaros a que destinéis el precio de dos o tres Katxis a cualquier iniciativa, ONG, asociación de desarrollo local o internacional, a un proyecto de crowdfunding social o a cualquier persona que os encontréis estos días por las calles de nuestra ciudad y que lo necesite. Ni qué decir sobre los regateos a vendedores ambulantes, parece mentira la insistencia con la que a veces negociamos la rebaja de un euro en unas gafas de juguete (mejor las de mostacho que las de conejo, gracias), para luego bebernos una billetada en txosnas… ¡Fiesta para todos y todas!

El caso es que en esta ocasión prefiero reservar ideas, no contaros lo de siempre, incluso me voy a atrever a no hacer un fotomontaje nuevo con Marijaia de prota. “¡Hereje!”, exclamaréis los fieles y fielas misteóricos y misteóricas. Pero no. Primero porque confío en que os guste la foto con que adorno esta entrada, sacada el año pasado con el móvil, que se ha convertido en mi cámara favorita. Segundo, porque os voy a regalar una de mis teorías. Veréis, buscando inspiración para el montaje chapudero de rigor, he aterrizado en los artículos que la Wikipedia dedica a la Aste Nagusia y a los orígenes de nuestra querida y amada Marijaia. Hay una cosa que me ha parecido muy curiosa del símbolo creado por Mari Puri Herrero en el año 78… al pulsar en uno de los enlaces de esos artículos, he encontrado esta imagen: Asunción de Maria Tiziano Wikipedia MarijaiaEsto es sólo una porción de la obra original de Tiziano la Asunción de la Virgen María. Precisamente, el inicio de la Aste Nagusia de Bilbao está marcado por la festividad de La Asunción de Nuestra Señora (el 15 de agosto): las fiestas arrancan (salvo decisión extraordinaria, como la del año que viene) el primer sábado después de esa fecha. Ahí está la virgen levantando los brazos, con un vestido que me recuerda a lo lejos a las pintas que lleva la otra Mari… Que sí, que Marijaia tiene mejor gusto en el vestir. Que tiene un maquillaje mucho más natural. Vale… Y para cerrar el círculo, parece que la propia autora de Marijaia, Mari Puri Herrero, cita a Tiziano como una referencia a la hora de afrontar sus obras. Lo mismo os parece una vainez, pero ¿y si esta María de Tiziano pudo inspirar al símbolo del despiporre bilbaino?. Tendría mucha pero que mucha gracia. Ojalá sea así. En serio. Muy. Mucho.

Disfrutad un montón, convivid, sed felices, sed libres. Por cierto, hay espacio para todo el mundo… para quienes se deleitan con las infinitas opciones de ocio o el ambiente jaranero, para quienes hacen la fiesta por amor al buenrollismo, y también para quienes quieren sacar unos euros aprovechando la ocasión. A estos últimos, eso sí, les pediría no sólo que sean honrados, también que no abusen del nombre de nuestras fiestas y del trabajo ajeno para beneficio personal… que somos de Bilbao…

Sin más,

Gora Marijaia! Gora Aste Nagusia! Gora Bilbo! y, ya que estamos… ¡¡¡Viva el vino!!!

nota: Llevo unos días de reposo en casita por temas de salud (puede que ahí esté el origen de este desvarío mío), así que no sé cuánta fiesta podré disfrutar. Eso sí, como mínimo me daré algún paseo con la cuadrilla, como mandan los cánones del txirenismo de pro. 

imagen de la Asunción de María de Tiziano obtenida de Wikipedia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s