Carteles, chicles y efecto mariposa

La historia de hoy comienza en la estación de Norwich, al este de Inglaterra, en 2007, enlaza con este blog en 2011 y concluye hace un mes, el 2 de Julio de 2014 en Culiacán, México. Es la historia de cómo una fotografía olvidada durante mucho tiempo en un móvil, subida junto a cuatro líneas mal puestas en un rincón oscuro del internete, ha acabado convirtiéndose en una campaña de conservación del patrimonio de una ciudad. Es la historia de cómo me ha vuelto a apetecer escribir aquí.

Una de las entradas más cortas publicada en misteorias, que puedes leer pulsando sobre esta frase, está protagonizada por la foto de un cartel que reza Stick your gum here. Es decir, Pega tu chicle aquí. La gente lo llena de pegotes, al terminar el día se retira la página o se cambia por un cartel nuevo y a correr. Una curiosa, sencilla, aunque no por ello menos efectiva idea para luchar contra la irresistible tentación de tirar los chicles al suelo en las ciudades. Costumbre, por cierto, casi tan antiestética como costosa de limpiar. Lo vi por primera (y última) vez durante una visita a tierras inglesas.

En noviembre de 2013, recibí un comentario en el post en cuestión. Acababa de aterrizar (de cabeza) en mi nuevo puesto de trabajo, apenas tenía tiempo libre y el mensaje pasó desapercibido. Hace unas semanas, la historia se repetía. Un nuevo comentario en la misma entrada. Esta vez, quizás porque el aviso me pilló con el esmárfon en mano, le hice un poco más de caso. Joel Torrontegui, el mismo lector que me había dejado unas líneas meses antes, me decía lo siguiente:

Con gran éxtio fue aprobado por nuestro presidente municipal de Culiacan, Mex., El Lic. Sergio Torres Felix, el proyecto Pega Tu Chicle, que ya es un hecho y se pone en marcha a partir de hoy.

Mi primera reacción fue un WTF como la copa de un pino. “Me están tomando el pelo”, pensé. No tardé ni 30 segundos en googlear el nombre de la campaña junto al del autor del comentario. Y no. No era un troleo tamaño misil tierra-aire. Ahí estaba el proyecto “Pega tu chicle”, en dos docenas de medios de comunicación mexicanos.

PEGA-TU-CHICLE-CULIACAN

Al parecer, tras encontrarse con la entrada de Misteorias, Joel pensó que podía ser la solución al problema de los pegotes en las zonas turísticas de su ciudad, recientemente restauradas. Habló del tema con su nieta y presentaron la iniciativa al ayuntamiento de Culiacán, donde residen. El final de la historia ya lo conocéis: la propuesta cuajó. Maravilloso.

Este sitio ha estado parado durante 8 meses. 8 meses que coinciden con una etapa profesional de actividad casi demencial, junto a otra serie de historias personales – profesionales que arrastro desde hace dos años, que me habían quitado casi todas las ganas de alimentar este sitio y que ya habrá tiempo de comentar. Mentiría si dijera que tengo claro cuál va a ser la frecuencia de actualización o la dirección que va a tomar Misteorias… pero la historia que os cuento hoy ha resucitado mi interés por seguir escribiendo en este blog random que, aun como cajón desastre que es, ha servido para algo útil.

Gracias a Joel y a su nieta Julia Alejandra.

fuente de la imagen: dif.culiacan.gob.mx

Anuncios

Un comentario en “Carteles, chicles y efecto mariposa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s