QWERTY, que te quiero QWERTY

Hace tiempo leí que, en los teclados, la disposición de las letras no tiene ningún orden lógico, salvo por la línea superior. Según cuenta la leyenda, la empresa fabricante de las primeras máquinas que tuvieron éxito comercial, para poder demostrar la rapidez de tan prodigiosa creación, se preocupó únicamente de que la línea superior permitiera a los vendedores escribir con una fugaz ráfaga de dedazos la palabra “typewriter“; que significa precisamente Maquina de Escribir en inglés (esto lo explico por si acaso, mis amados y amadas sinsorguers angloparlantes…).

Curiosamente, aunque existen otras variantes, el teclado QWERTY, que así se llama en honor a las letras con que comienza la primera línea, se ha mantenido como el estándar más usado a lo largo de los años. Y lo ha hecho a pesar de que, al menos para ciertos idiomas, como los ibéricos, sea más puñetero que los anuncios del yutubes.

Porque sí, puede que seamos una panda ingente de paquetes y paquetas escribiendo, pero tampoco ayuda que, lo que en realidad podría ser un sencillo error tipográfico, pueda convertirse en una falta de ortografía de estas que dan ganas de arrancarse los ojos con cucharillas de café…

¿A quién, que no tenga una oscura y retorcida mente, se le ocurre colocar la V al lado de la B…? ¿a quién? No creo que me equivoque si digo así, a lo loco y sin contrastar, que la cagada ortográfica más habitual en castellano, catalá, galego, burgalés… es precisamente confundir estas dos letras. Si a eso añadimos que están pegaditas en nuestro teclado, como buenas amigas, se prepara un cóctel con muy mala leche. Un movimiento en falso con tus dedos morcilleros y…  ZASCA!.

En euskera, por ejemplo, nos afecta que las letras S, X y Z estén todas juntitas en plan cuadrilla de poteo, para que te equivoques como un txapeldun del euskal-misspelling. Conste que en castellano tampoco ayuda este oscuro rincón izquierdo del teclado… ¿acaso creíais que los hoygan escriben así por ignorancia? Ez el teclado que no ce asierta con fasilidaz a pulsar las teclaz. Doy fe (o no).

La cosa no queda aquí, no señor. Hay multitud de pequeñas trampas, sutiles, dejadas estratégicamente cual mocordillo de caniche en el césped del parque de los patos. Mirad sino, por ejemplo, la M y la N tan amiguitas… buenas vecinas, con aspecto inocente… para que luego vayas y escribas “inponer”…

Supongo que también tiene su lado positivo: brinda la oportunidad de acertar a los que no tengan ni idea de ortografía. Como me dijo alguien en una ocasión, una pena que no haya una tecla en blanco al lado de la “h”, entonces la diversión estaría totalmente asegurada.

Un salido saludo…

fuente imágenes: Junegarrido’s Blog (desconozco la autoría real), Curso de Redes Sociales Valencia 01 (idem de lienzo)

Anuncios

Un comentario en “QWERTY, que te quiero QWERTY

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s