Memorias de un HelpDesk 1×06: ¿Ha probado a reiniciar? ¿y a enchufarlo?

reinicio

Una de las críticas que reciben los técnicos y las técnicas informáticos es que, ante cualquier problema, siempre se responde con un “¿ha reiniciado el ordenador?”. Esta realidad queda retratada en la fantabulosa serie británica de humor The IT Crowd, también conocida por estos lares como “Los Informáticos”.

Como crítica tiene cierta lógica porque es innegable que la primera solución que se da a cualquier problema informático, es un reinicio. Es así. Sin embargo, quizás al usuario o usuaria le convenga pararse y pensar en por qué se hace…

Hay una razón soberana para dar como primera solución un reinicio: más del 90% (sí, me acabo de inventar el porcentaje) de los problemas puntuales que tiene, no sólo un equipo informático, sino cualquier equipo electrónico (impresoras, teléfonos móviles, centralitas de teléfono, deuvedeses, emepetreses, lavadoras, neveras…) se solucionan con el consabido reinicio del sistema. De hecho, seguramente lo has podido comprobar tú mismo o misma en multitud de ocasiones. Es lógico empezar por esta opción.

¿Significa esto que cualquier problema se arregla reiniciando? No. Pero eso no quita para que haya que seguir cierto protocolo inicial, descartar un fallo puntual y así ahorrarse quebraderos de cabeza o interminables búsquedas de gamusinos informáticos. Aunque el reinicio no es el único “filtro” que saca de quicio al personal… de hecho hay otra comprobación aún más impopular:

“ha comprobado que está correctamente enchufado?”.

A veces no se consigue preguntar esto con el suficiente tacto y otras, sin más, el usuario o la usuaria ya está en modo “encabronated beast” por el asunto y siente que “el tio este me está tomando por gilipollas”. No obstante, estoy seguro de que alguna vez también te has encontrado con que algo no funcionaba y, tras perder la mitad de tu pelo y ganar un par de ticks nerviosos buscando alguna explicación durante horas, has descubierto que el aparato no estaba enchufado. Es un clásico, no te avergüences. Nos ha pasado a todos. Reconocerlo es el primer paso.

No os podéis imaginar la ingente cantidad de problemas informáticos domésticos provocados porque alguien ha olvidado darle al interruptor del ordenador o la impresora… o incluso enchufarla. Por eso, cuando era helpdesk, cuando  se recibía una llamada con un problema tipo “dios mio de mi vida, mi mundo se cae en pedazos, la impresora no imprime”, o “mi ordenador no enciende, no hay luces, ni ruidos, no tiene pulso… se nos va!!!” lo lógico era siempre empezar pidiendo que se comprobara la conexión a la red eléctrica y/o al equipo informático.

Recuerdo con cierta nostalgia y mucho humor los ancestrales tiempos del primer Pentium (a secas) y Windows 95. Fue el gran boom de la microinformática doméstica en nuestro entorno y todo pitxibirutxi adquirió un ordenata “de esos clónicos”. Una mayoría plastante de los compradores y compradoras, no tenía (no teníamos) ni puñetera idea del tema, pero ir de usuario experto y de comprador avanzado (nivel 37) molaba un pegote.

El caso es que, junto con la obligada compra (experta, siempre experta) de la impresora, armatoste que no solía bajar de las 30.000 pesetazas (180 lerus) de la época, estaba de moda comprarse una de aquellas regletas de 8 millones de tomas, impepinablemente equipadas con su elemento más importante: el interruptor.

las carga el diablo

La gente apagaba el interruptor  de la regleta religiosamente (a veces incluso sin apagar el ordenador, un clásico que fundió toneladas de discos duros, aunque eso también es otra historia), pero luego olvidaba encenderlo de nuevo antes de darle al botoncillo del ordenador. Al no ponerse en marcha el aparato, el cliente acababa a gritos por teléfono o en la propia tienda donde había comprado el equipo porque aquellos “inútiles” no tenían ni puñetera idea y no eran capaces de solucionarlo.

De acuerdo, puede ser molesto que si llamas a un helpdesk, a un CAU, a un teléfono técnico o lo que sea, siempre oigas las mismas primeras palabras… pero si sabes que vas a oirlas, lo mejor que puedes hacer es adelantarte y realizar esas comprobaciones SIEMPRE ó, por lo menos, seguir las instrucciones de la persona a la que estás preguntando, por básicas que te parezcan. Vamos, que si tienes que reiniciar, reinicies y si tienes que comprobar que un cable está enchufado, lo hagas… hay mucha gente que no hace ni caso, mareando al técnico, perdiendo el tiempo, describiendo síntomas de averías fantasma…

En mis andanzas como helpdesk, arreglé docenas de ratones, salvé de la desesperación pro-formateo a infinidad de usuarios y usuarias, e incluso solucioné averías en las que se aseguraba cosas como “la tarjeta de video debe ser, ¡pero seguro!”. Y todo por pedir y/o insistir que la persona reiniciara o se tomara la molestia de revisar un cable.

En fin, esta iba a ser la entrada que cerrara la primera temporada de la serie. Sí, 6 capítulos, al estilo inglés. Pero finalmente terminaré con un séptimo y último capítulo. No puedo adelantar si habrá una segunda temporada… uno es mayor, tiene memoria frágil… pero en fin, supongo que siempre habrá espacio para unas cuantas anécdotas, consejos y reflexiones sobre aquella etapa oscura de mi vida.

fuente imágen: modernmechanix, muycomputer

Anuncios

4 comentarios en “Memorias de un HelpDesk 1×06: ¿Ha probado a reiniciar? ¿y a enchufarlo?

  1. La serie “The IT Crowd” debería tener tanta fama o mas que “The Big Bang Theory”. Es una pena que el doblaje al castellano se haga como se está haciendo, porque da auténtica pena, es bochornoso.

  2. Hola. Felicidades por tu blog.
    Nosotros también escribimos sobre esto en nuestro blog.
    Te paso un post en el que contamos una anécdota simpática de informáticos.
    Te paso el post: enlace borrado
    ¡Esperamos tu visita para que puedas darnos tu opinión osbre nuestro technosite! Un saludo.

    • Hola, en realidad, la anécdota no es vuestra, sino de un “colega de profesión” cuya entrada original se escribió en dataprix. De manera muy correcta, lo citáis como fuente en vuestro post, sin embargo, no me parece demasiado bien que enlacéis mi blog y el vuestro, a través de una anécdota escrita por otra persona, en otro sitio.

      No considero vuestro comentario spam, pero no me termina de parecer del todo limpio, por lo que voy a editar vuestro comentario, eliminando el enlace a vuestro joven blog corporativo. Cuando ví el enlace a vuestra web, a pesar de que firmais con el nombre de la empresa, esperaba encontrarme un contenido muy diferente en vuestro blog.

      Conste que creo que es muy buena idea acercar la empresa a la gente a través de un blog, independientemente de que su carácter sea más social o más comercial. Pero esta cuerda entre vuestro sitio y el mio, tal y como se ha establecido, me incomoda un poco.

      Espero que lo entendais.

      Un saludo

  3. Pingback: Memorias de un HelpDesk 1×07: El Drama de la Avería (season finale) « MISTEORIAS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s