Es un tema: Heroes

De entre los artistas que mi madre admiraba en su juventud, destaca David Bowie. Le gustaba su música, su capacidad reinventiva y le llamaba la atención su ambigüedad. Y la juventud de mi amatxu fue mi infancia… por aquello de que me tuvo a sus 23 añitos. Supongo que eso dejó cierto poso y al final de mi adolescencia, cuando empecé a interesarme por la música de los 70, me acerqué de nuevo a aquél señor delgado tan raro, con ojos de diferente color y el corte de pelo de mi amama, que hacía de malo maloso en “El Laberinto”.

Heroes es uno de mis temas favoritos de todos los tiempos y dimensiones. La canción, con el paso de los años, se ha convertido en uno de los estandartes del artista, así que no debo tener tan mal gusto.

Es un himno atemporal, casi perfecto en mi opinión. Lo tiene todo: pop-rock con media tonelada de epicidad y bastante accesible al oído, pero lo suficientemente auténtico para que contente a los alérgicos a la radiofórmula cuarentaprincipalera, sin angustiar a los acomodados en la convencionalidad. (Triple Pedantius Requetezasca Combo!)

Compuesta en 1977 por el propio artista y Brian Eno, permaneció como tema instrumental hasta la última etapa de grabación del disco (identitulado) en el que se incluyó. Bowie añadió la letra entonces, que trata sobre el encuentro de una pareja de amantes, con el trasfondo del Muro de Berlín. Además de molar un pegote (o dos), la grabación y producción de Heroes fue un derroche de técnica en la época.

Heroes se ha utilizado hasta la saciedad en spots comerciales, bandas sonoras y hasta campañas potitiquenses. Además de las versiones del propio autor (que se atrevió con el alemán y el francés), otros artistas y bandas han hecho chorrocientasmil más. De hecho, es la segunda canción más versionada de David Bowie, por detrás de Rebel, Rebel.

Personalmente, me quedo con la versión original, de lejos, y tengo un poco de manía al “cover” que se curraron Wallflowers para la banda sonora de Godzilla, que gozó de cierto éxito. Creo que los de Jacob Dylan, uno de esos grupos abonados a las versiones (todas muy dignas, limpias y bien peinadas), no aporta nada al original, en este caso. Os lo pego para que juzguéis. Quizás es que el original sigue sonando suficientemente actual, al menos para mí.

(Este video incluye contenido de Sony Music Encherchaimennn. Su reproducción está restringida en algunos sitios, como este, que huele muy mal y es muy feo. Podéis verlo en youtube… o no)

Podéis conocer muchos más detalles sobre la canción, el disco y el propio David Bowie, uno de los ejemplos clásicos de gestión de marca personal, en la gran Wikipedia (fuente y destino de la sabiduría pluriversal).

fuente imágen: music-intelligence

Anuncios

Un comentario en “Es un tema: Heroes

  1. Dato Trivial: en realidad, los dos ojos de David Bowie son de color azul. Lo que pasa es que de pequeño tuvo una pelea, se golpeó, y se le quedó una pupila permanentemente dilatada. Por eso, parece que ese ojo es más oscuro, pero no es así. Él le sacó partido y se convirtió en marca de la casa.

    🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s