Out of Control

Me han dejado sin argumentos para defenderlos. Durante meses he sido la nota disonante en cada corrillo sobre los controladores aéreos que ha surgido en mi entorno. Les he sacado la cara durante todo este tiempo, obteniendo a cambio bastantes críticas, caras extrañadas o gritos, aunque también algo de comprensión por parte de algunas personas. Se acabó.

No se puede tener una falta tan grave de responsabilidad y de respeto hacia el resto de los ciudadanos. Todo el mundo tiene derecho a pedir una mejora de sus condiciones laborales, con independencia de lo que el resto de la gente opine desde fuera, pero abusar del poder de esta manera es un error. Si lo que pretendían es quedarse más solos que la una, desde luego, han acertado con la estrategia. Teniendo en cuenta la poca simpatía que les tenía el personal por los anteriores capítulos de este conflicto, se han lucido.

Pero qué quereis que os diga, aunque la gracia haya sido cosa de los controladores, también hay que exigir responsabilidades a un gobierno que, con todos los recursos de que dispone, ha permitido que la negociación se haya convertido en una competición de quién la tiene más larga. Por muy alto, guapo, atlético, listo, majete y triunfador que seas, debes ser consciente de que si el capullo feo, tonto y mediometro que tienes delante se guarda un trabuco de medio metro bajo la bragueta y ya se lo has visto, lo que debes evitar precisamente es competir en eso, porque vas a perder.

No digo que no se haya intentado solucionar el tema, lo que considero es que no se ha acertado con la estrategia. Particularmente inútil esa técnica de Blanco de descalificar abierta y sistemáticamente a este reducido grupo de trabajadores via medios masivos, entrando a criticar su trabajo y las condiciones que tienen actualmente. Tanta saliva gastada, tanta energía en fruncir el ceño, para nada. El espacio aéreo cerrado igualmente. ¿Cuánto dinero le está costando esto a todo el mundo?

Y mientras esto está en marcha, me divierte (seguramente porque yo no tenía que volar estos días), me sorprende, aunque no me extraña (vista la calidad de la televisión estatal en general) que los programadores de Cuatro no hayan considerado “Aterriza como puedas” como un contenido poco apropiado. Conste que me he echado unas risas esta tarde viendo el clásico de Mel Brooks y Leslie Nielsen, pero suena a chiste, visto lo visto.

Por cierto, en paz descanse el gran Leslie. Es evidente que habían elegido esta película por su reciente fallecimiento y se han pillado los dedos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s