Salvador Sostres y la tensión de la carne de las chicas jóvenes

Salvador Sostres habla de su gusto por las chicas jóvenesSi existiera una competición mundial de gilipollismo, este señor tendría muchos argumentos para ser un recordman. Cuando pensábamos que Salvador Sostres no podía sorprendernos aún más con otra de sus perlas, nos viene con unas gracietas que, cómo mínimo, son para vetarle la entrada en un plató de televisión. Os enlazo el video más abajo que, probablemente, será retirado de youtube en breve (ya sabemos que cuando hay polémica por medio, es de esperar). Id a buscar un cubo, por si echáis la última comida.

En un plató donde hay niños invitados, venidos de diferentes colegios y, entre las risas de sus compañeros de mesa, que le dan la entradilla con un par de ocurrencias previas, se pone a hablar sobre lo mucho que le gusta “la tensión de la carne y ese punto mágico” de “las chicas jóvenes de 17, 18, 19…”.

Luego, ante la sorpresa de Isabel San Sebastián, que “amenaza” con matarle si se acerca a su hija, dice que no quiere nada con ella porque es “muy mayor, demasiado mayor ya” a sus 23 años. Y sigue, gustándose cada vez más en su discurso:

“¿Sabes, la auténtica cosa esta casi virginal, que aún no huelen a ácido úrico, que están limpias? Que tienen olor a santidad, sabes, que parecen lionesas de crema, dulces (…) de estos pelos del primer rasurado, que aún no pican (…)”

Para colmo, cuando se pregunta a los niños de dónde vienen y estos responden que de Catalunya, Marruecos y Cádiz, Sostres hace el chiste que faltaba:

“¿De Marruecos y Catalunya? ¿Esto es un colegio o una ONG?”

Los contertulios siguen riéndole las gracias, la presentadora intentando convencerle de que deje de decir ese tipo de cosas, que encima está delante de niños, a lo que Sostres responde orgulloso que

“Da igual, son de Rabat, allí ya van sueltas”

Solía decirme mi madre, en algunas de sus interminables charlas para que fuera una persona tirando a decente, que la libertad de cada uno termina donde empieza la del otro y que, por eso, en algún sitio debía estar el límite. Ella sugería que sólo era cuestión de respeto y de sentido común. La libertad de expresión no es una libertad infinita.

Para colmo, Sostres se defiende en su blog (no pienso enlazarlo) diciendo que “era una conversación privada” que “no tiene tanta importancia” y que le parece inaceptable que se hayan emitido esas imágenes. Luego pasa a arremeter contra la izquierda española y catalana… como si para que a un@ le den arcadas con las cosas que dice este señor, hubiera que tener una ideología política marcada.

Por favor, enseñadle la foto de este señor a vuestros hijos e hijas y adiestradles en el ancestral arte de la patada en la entrepierna, por si en algún momento les hiciera falta.

(nota: he utilizado, por comodidad, las transcripciones que aparecen en el artículo de público que podéis visitar en la siguiente dirección: http://www.publico.es/televisionygente/347110/un-tertuliano-de-telemadrid-se-jacta-ante-ninos-de-sus-gustos-sexuales. Son totalmente fieles a las palabras de Sostres.)

Anuncios

Un comentario en “Salvador Sostres y la tensión de la carne de las chicas jóvenes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s