Noches de obras, noches de placer!

Una de mis pasiones ocultas es soportar grandes dosis de ruido. Es algo que no puedo evitar, me pierde… por eso quiero agradecer al Excelentísimo Ayuntamiento de Bilbao que haya decidido satisfacer mis vicios durante esta semana.

Tocaba hacer las obras de mantenimiento de las juntas anti-dilatación de la calzada (esas cosas con forma de cremallera) en la Avenida Sabino Arana, donde vivo desde hace unos meses. Como en Agosto el tráfico diario de la capital del Pluriverso se multiplica por 20 millones, han optado por programar las obras (que precisaban cortar un carril) entre las 8 de la tarde y las 6 de la mañana, es decir, en horas de sueño (para la mayoría de la gente).

Así que llevo unos días la mar de divertendos, con poluciones nocturnas, fruto de los orgasmos múltiples que me provoca oir el cautivador estruendo de los martillos neumáticos (y los generadores de energía) cuando estoy en la cama… Creo que después de esta semana de gustirrinín, nada va a volver a satisfacerme.

Gracias por respetar mi descanso y darme placer sin medida!! Estoy seguro de que al resto de vecinos y vecinas de la zona, el ruido ensordecedor de las máquinas en plena noche también les habrá divertido.

<!–[if !mso]> <! st1\:*{behavior:url(#ieooui) } –>

Una de mis pasiones ocultas es soportar grandes dosis de ruido. Es algo que no puedo evitar, me pierde… por eso quiero agradecer al Excelentísimo Ayuntamiento de Bilbao que haya decidido satisfacer mis vicios durante esta semana.

Tocaba hacer las obras de mantenimiento de las juntas anti-dilatación de la calzada (esas cosas con forma de cremallera) en la Avenida Sabino Arana, donde vivo. Como en Agosto el tráfico diario de la capital del pluriverso se multiplica por 20 millones, han optado por programar las obras (que precisaban cortar un carril) entre las 8 de la tarde y las 6 de la mañana, es decir, en horas de sueño (para la mayoría de la gente).

Así que llevo 4 días con poluciones nocturnas, fruto de los orgasmos múltiples que me provoca oir el cautivador estruendo de los martillos neumáticos (y los generadores de energía) cuando estoy en la cama… Creo que después de esta semana de gustirrinín, nada va a volver a satisfacerme.

Gracias por respetar mi descanso y darme placer sin medida!! Estoy seguro de que al resto de vecinos y vecinas de la zona, el ruido ensordecedor de las máquinas en plena noche también les habrá divertido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s