Volvo y la Ley de Murphy

Esta semana he tenido motivos a puñaus para acordarme de la Ley de Murphy. Ya sabéis, esa que puede resumirse básicamente en:

“Si algo puede salir mal, saldrá mal”.

Peeeeero, no pienses que estas cosas sólo nos afectan a la plana curranterie, hamijos/as. La mismísima Volvo, sinónimo de seguridad durante décadas y décadas, también ha sido víctima de Murphy… nada más y nada menos que en la demostración de un nuevo sistema de prevención de colisiones.

Un S60 de preproducción avanza decididamente a 35 km/h hacia el culo de un camión, frente al que debe detenerse automáticamente gracias a las bondades de un desarrollo tecnológico fantabuloso, que disparará el freno sin necesidad de que conductor alguno pise el pedal… De hecho, el coche va sin conductor, a lo coche fantástico

El resultado es predecible… desde luego, pero no por ello menos divertido (a no ser que trabajes para la marca sueca, claro…)

ZASCA!

Anuncios

Un comentario en “Volvo y la Ley de Murphy

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s