Con todos los respetos, Antxon… pero cómo cansas

Benjamin Linus te sonaba de algo… pero no sabías de qué…

Media hora de un sólo programa ha sido suficiente.

Vaya tela con Aspaldiko!, sustituto de Pásalo! en las tardes de ETB. No es que Pásalo!, el programa de Euskal Telebista que ha triunfado en nuestras tierras hasta su último día de emisión, me emocionara demasiado… De hecho, me parecía uno de esos espacios en los que los contertulios y contertulias crean opinión sin tener ni pajolera idea de lo que se habla… Pero tenía su gracia y era un programa bastante popular sin necesidad de recurrir al cotilleo prensarrosil. Debatían de lo que les afecta a l@s ciudadan@s, sin más… dando palabra, por cierto, a personajes de perfiles de lo más variado, incluyendo el color político. Que en el fondo era un gallinero, sí, pero como cualquier conversación distendida entre un grupo heterogéneo de personas.

Ahora resulta que, tras la televisivamente discutible decisión de retirar el programa de las tardes… nos plantan otro de corte similar, sólo que con un aire de amarillismo un poquito más marcado, cambiando a dos cracks como son Iñaki López y Adela González, por Antxon Urrusolo, antiguo conocido de la cadena, y plantándonos una colección de personajes mucho más monocromáticos, con más afán de protagonismo si cabe, aficionados a soltar burradas tamaño dinosaurio con más facilidad que los antiguos contertulios.

Lo peor, con todos los respetos, aparte de algún colaborador en concreto, los pseudo monólogos cutres que sueltan (que dan vergënza ajena) y esos efectos de sonido al más puro estilo “no te rías que es peor”… de verdad, lo peor de lo peor es tener que aguantar los excesos del señor Antxon Urrusolo. No sabe medirse y tampoco es que tenga mucha gracia, sobre todo cuando se ríe de la gente de la calle. Se pone a cantar mientras otra gente habla, se levanta del sillón de un salto e intenta sin éxito que las señoras del público griten la sinsorguez de turno con él, improvisa la peor entrevista del mundo a pie de calle, mofándose a la cara de un hincha alemán que, para suerte de Antxon, tiene una paciencia de santo… Conste que no tengo nada en contra de este señor, del que tenía un recuerdo bastante bueno en su etapa al frente de Toma y Daca.

Por si alguien viene a decirme que la solución es bien fácil, cambiar de canal, es precisamente lo que voy a hacer: cambiar de canal y no volver a sintonizar este programa. Una pena que en mi casa no haya un audímetro.

Viva el cambio. Sí.

Anuncios

5 comentarios en “Con todos los respetos, Antxon… pero cómo cansas

  1. No he llegado a ver Aspaldiko, pero por la descripción cualquiera diría que han adaptado el formato para que se parezca a Sálvame.

    • Sí, por supuesto, Sálvame es un patio de marujas y cuando se desparraman aquello parece el sarao una boda llena de tíos y tías de los novios borrachos. Pero la descripción del presentador, clavadiita.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s