Un año y pico de Misteorias

Sí. Hace más de un año que existe este cajón desastre que es Misteorias… Durante las últimas semanas no he tenido tiempo de poder escribir nada en condiciones, salvo ese post sobre el cotillón de Partyjaia que tan buena acogida ha tenido (gracias, por cierto), así que tenía pendiente hacer un pequeño repaso de lo que ha sido este sitio durante ese año.

la primera cabecera de misteorias fue el perro de peluche de mi amiga Maialen, un amante de los placeres embotellados…

Empecemos por el principio: qué iba a ser Misteorias… Hacía años que tenía varios “proyectos” interneteros rondando en mi mente. Algunos de ellos con un enfoque más concreto y pseudoprofesional, otros más bien personales. Tenía (y aún tengo) una cantidad ingente de material de todo tipo que había ido escribiendo a lo largo de los años en otros sitios, principalmente foros y páginas de opinión. Quería concentrarlos en algún sitio propio que, aunque menos “expuesto”, sería precisamente eso: mio. Así que finalmente decidí poner esto en marcha aprovechando un dominio que había comprado hacía ya mucho tiempo y que estaba en algún rincón de la inmensidad internética acumulando polvo cual diccionario enciclopédico en la balda del salón.

Misteorias sería, al menos de entrada, un vertedero de ideas de todo tipo, aunque con intención de darle cierto protagonismo al mundo de la creatividad, el marketing y la publicidad actual, entendiéndola como una parte más del momento tan peculiar en el que vivimos, en que el internetes parece haberse fusionado definitivamente con la “vida real”, gracias a la web 2.0… y blablabla. Pero si habéis seguido algún tiempo el blog (cosa que mis estadísticas wordpresseras ponen en duda), habréis comprobado que, al final, Misteorias ha acabado siendo simplemente un sitio donde cuento tontadas, hago mis pequeñas denuncias personales y, de vez en cuando, sale algo con más chicha.

De todas formas, en seguida me di cuenta de la ventaja de no especializar el sitio, porque utilizar una temática dispersa podría servir como fuente de información primaria en una suerte de pequeño y limitado estudio sobre qué busca, engancha y atrae en un blog (palabrería, lo sé). Deformación profesional, qué le vamos a hacer. Era una manera de dar la oportunidad al lector y al googleador/googleadora, de elegir por mí el “nicho” en que me podía centrar más adelante, bien en misteorias como en cualquier otro sitio. La duda está más o menos despejada, aunque me hubiera gustado tener tiempo para escribir más y, de paso, tocar más palos…

la última cabecera antes del cambio de imagen es una foto completamente real (el producto que inspiró primero a los Python y luego a la comunidad internetera sigue existiendo) . La saqué hace unos años en un supermercado Morrisons, en Norwich, Inglaterra.

Si le ponemos cifras al blog, las de visitas son muy discretas, apenas 8.700 tras 13 meses, algo que era de esperar porque no me ha interesado en ningún momento complicarme y optimizar cosas (el puñetero SEO, esa continua preocupación por encontrar los “trucos” para ser más visible en los buscadores…). Ha sido una cuestión de pereza y de no querer invertir demasiado tiempo y dinero en este sitio.

La evolución en el número de visitantes ha ido en lenta pero sólida progresión desde diciembre de 2008, con algún pequeño bajón por falta de actualizaciones, aunque a partir de julio de 2009, los números fueron hacia arriba incluso a pesar de que la cantidad de contenido que he subido en los últimos 6 meses ha sido irrisoria… así que estoy relativamente contento.

La gente que llega aquí desde los buscadores, lo hace con consultas de todo tipo, aunque la estrella indiscutible son las búsquedas sobre el remake de Final Fantasy VII. Es alucinante cómo un solo artículo es capaz de atraer tantas visitas (aproximadamente el 80% de las entradas vía buscador a misteorias son por ese tema). Mucho peso tienen también las informaciones sobre Maderacore (y otras cuestiones musicales), Mywebface y, por supuesto, el cotillón del Bamboo (precisamente el artículo más leído y que, junto con los de Maderacore, más gente visita desde enlaces directos en otras páginas, redes sociales o correo electrónico).

¿Hacia donde avanza este sitio? Pues sinceramente, no lo sé. De momento seguirá siendo un cajón desastre, aunque intentaré actualizar más a menudo, recuperar viejos textos y temas aparcados… Espero que quienes visitais este pedacito de internet de vez en cuando, sigáis encontrando alguna cosa interesante que leer por aquí.

Gracias y rebienvenidos seais,

Notelies

P.S.: estoy por decidir qué voy a hacer con el alojamiento del blog. Hasta ahora no he invertido ni tiempo ni dinero (que en los blogs de wordpress son cosas que van más de la mano aún que en otros) en el diseño visual y el código de la página. Estoy relativamente cómodo con la manera en que me deja redactar wordpress pero muy cabreado con las limitaciones que tengo en otros sentidos o el hecho de que tengo que pagar por integrar mi dominio aquí. El cambio de imagen que acabo de hacer ha sido más por aburrimiento que otra cosa, podéis dejarme vuestras impresiones sobre él. Espero que pronto pueda tener una “piel” con un diseño más personal y huir así del encorsetamiento de WP.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s