La pobre estadística y el perfecto ejemplo de una noticia inútil

extra, extra!

Me desespera la manera en que se prostituye la estadística en muchas informaciones de la prensa y servicios informativos de televisión. La manera en que se prostituye o simplemente el hecho de que el redactor o redactora, becario o becaria, no sepa interpretar bien la información estadística que le pasan para construir la noticia de turno. La portada del 24 de Diciembre del  Qué-Nervión es un ejemplo de ello.

Podéis leer el origen de mi cara de poker en la edición internetera del diario gratuito aquí:
El 55% de los estudiantes universitarios son mujeres (y otras “conclusiones” superacertadas)

ELLAS MANDAN EN LA “UNI”

Así reza la primera página de Qué-Nervión. Un tono amarillista que ya viene siendo habitual. Por eso, seguramente no debí asumir locurones como que la información trataría sobre los cargos importantes en la universidad. NO. Sólo era el clásico rellenapáginas anual sobre cuánta gente va a la universidad y qué carreras tienen más matriculaciones. Como es habitual, destacan que hay más chicas que chicos en las aulas, algo que se repite desde hace años. ¿Da para portada?

Lo cierto es que esta entrada del blog hubiera frenado aquí de no ser porque en el texto se lanzan una serie de números asociados a unas conclusiones que, en realidad, se quedan a medias. Sobre las matriculaciones, se habla de que un 55% son de mujeres. Hay más chicas en las aulas, eso es impepinable desde hace tiempo. Pero, ¿sabemos cuántas mujeres y hombres hay en la CAV? Se nos dice en algún momento en la noticia? No, y es algo importante:

Imaginemos por un momento que en Euskadi hay muchas más neskatos que mutikos entre la chavalería en edad (por fijar un colectivo representativo) de ir a la universidad. En caso de que, para ese segmento de la población hubiera, por ejemplo, un 40% de jóvenes y un 60% de jóvenas, el dato sobre matriculación nos llevaría a conclusiones muy distintas…

Por curiosidad, he consultado a través de Eustat la proporción de hombres y mujeres que hay en la CAV. En total, hay más o menos un 51% de mujeres y un 49% de hombres. Pero si, por ejemplo, nos fijamos sólo en el grupo de edad universitaria (pogamos, por ejemplo, aquellas personas nacidas entre 1975 y 1991), resulta que la proporción de chicas es ligeramente inferior a la de chicos (estos son el 51% de dicho grupo). Conclusión: ese 55% de universitarias es más sigficativo de lo que se apunta en la noticia. Al fin y al cabo, se suele pensar que hay una proporción superior de mujeres que de hombres, cosa que en ese rango de edad es al revés. Si contáramos con una distribución de edades de las personas matriculadas en la universidad, todo esto se podría estudiar de manera más rigurosa, por supuesto.

Algo similar sucede con la idea de las proporciones de matriculación por provincia, aunque en este caso quizás sea aún más irrelevante lo que la noticia comenta:

En cuanto a la distribución territorial, la cifra de estudiantes que cursaron los estudios universitarios en Bizkaia llegó a un 55% del total de las matriculaciones, frente al 31% de Guipúzcoa y al 14% de Álava.

Pues bien, quizás para que esta información tuviera alguna utilidad real, convendría saber cosas como la oferta de plazas universitarias y el número de personas de cada uno de los tres territorios. A falta de disponer del primer dato, sí podemos conocer el segundo.

Sería noticia si, por ejemplo, Alava tuviera un 25% de los alumnos, o sí Bizkaia tuviera un 20%… pero es que los porcentajes de matriculación y los de población (tanto general como en el rango de edad que comentábamos antes) casi se solapan. Es decir, la distribución de la población en la CAV es prácticamente idéntica en proporción a la de las matriculaciones universitarias que cita la noticia. Y, en conclusión, ¿dónde está la noticia en ese sentido?

De todas formas, lo que más me llama la atención es que este notición (todos los años es el mismo) bebe directamente de una nota de prensa del propio Eustat. Vamos, que al menos en este caso la culpa no es sólo de quien escribe la noticia, que no distingue o resalta lo realmente relevante del informe. También lo es del propio Eustat que, con todos mis respetos, emite una nota de prensa que propicia informaciones tan vacías y tergiversables como la que ocupa esta entrada (demasiado seria, por cierto) de mi blog.

Pueden parecer matizaciones, a lo mejor a much@s sí os parece que los números, ellos solitos, decían algo… pero la idea es que una cifra no se valora de manera aislada, sobre todo si se trata de una proporción, hay que ver de donde viene y con qué está relacionada. Y desde luego, hay que asegurarse de que la información es RELEVANTE. Si no hay novedad, si no hay un cambio de tendencia o datos que revelen nada raro, entonces quizás no debería haber noticia de portada.

Siempre me han dicho aquello de que no es noticia que un perro muerda a su dueño, es noticia que el dueño muerda al perro.

Pobre estadística mía, que me la pervierten… y para nada.

Anuncios

Un comentario en “La pobre estadística y el perfecto ejemplo de una noticia inútil

  1. Di que si!! yo sigo defendiendo que cada vez que que sueltan el los telediarios que el 20% de los muertos en acciedente de trafico no llevaban cinturon, estan diciendo que el cinturon es el causante de las muertes, si no el porcentaje tendria que ser el contrario, haria falta saber cual es el porcentaje total de personas con y sin cinturon por la carretera, para que ese dato signifique algo….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s