Letz Zep, tributo de tributos

Tributando a los Zepelines de Plomo

Tributeando a los Zepelines de Plomo

La semana pasada me llegó un correo dándome la enhorabuena por haber ganado dos entradas para un concierto… un sorteo al que había echado, por probar, hace un tiempo: Letz Zep, una banda tributo a Led Zeppelin (obvio), que venía al RockStar Live de Barakaldo (9 de octubre de 2009). Suerte por una vez y para algo que parecía merecer la pena.

Lo único que no me terminaba de convencer de este jaleo gratuito era el local… y es que el RockStar Live de Barakaldo me da un poco de alergia por varias razones, como su emplazamiento (mal comunicado si no vas en coche) su distribución, sus columnas frente al escenario, su mala ventilación, la atención del personal, la inexistente variedad cervecera y hasta su acústica. De hecho, lo único que le veo de bueno es, precisamente, que además de distoteca reguetonera / kepinkepanera (faceta que ni me va ni me viene), es una sala de conciertos y traen a gente buena y variada, algo de agradecer (aunque luego pongamos a parir todo lo demás).

Estaba claro que unos tíos que se atreven con una de las bandas más grandes del rock (si no la más) de todos los tiempos y que giran por ahí con la etiqueta de los “mejores tributeadores ledzepelinienses”, malos no podían ser. Y ya os adelanto que no son malos, más bien todo lo contrario.

Así que allí me planto en el MegaPark a las 8 menos algo, me doy una vuelta y me acerco a la taquilla de la sala para “retirar mis dos entradas del sorteo. Una puerta abierta con un cartel escrito a mano que versa “Concurso BBK” antes de la taquilla y una chica alta, sonriente, con una lista en la mano (rodeada de varios porteros, como suele ser habitual) me hacen sospechar que es ahí donde tengo que acudir. Mi prometida entrada se convierte mágicamente en un sello en la mano para poder entrar y la de mi acompañante, que llegará empezado el concierto porque sale de trabajar más tarde, en una promesa de “tú me dices a mí y yo la dejo entrar” de uno de los porteros (uno de los veteranos… que tendría como 20 añazos). Y gracias a la amabilidad del chaval, tras insistirle un poco a la azafata, que se me encongía de hombros y me decía que ella probablemente no estaría ahí para esa hora… Teniendo en cuenta que ni siquiera miró su lista, ni mi tarjeta de la caja de ahorros, ni mi DNI ni nada. Cuesta entender, sobre todo cuando lo que decía el correo claramente era que me entregarían dos entradas; nada de sellos discotequeros de tinta en la piel. No sé si es cosa de BBK, del garito o de alguna empresa que está entre los dos, pero me pareció un poco cutre, aunque luego no hubo problema para entrar y eso es lo importante.

Antes de las 9, sin mucho más que hacer, accedo Rockstar Live y me armo de paciencia, más que nada porque estoy sólo y no veo a nadie conocido alrededor. Compruebo que, como siempre, ya se me han secado la garganta y los ojos 5 minutos después de entrar, el humo gobierna sobre el aire (seco y más bien frio) con mano dura… marca de la casa. Pido una cerveza. Sólo hay Carlsberg. Fiesta. Me lo tomo con filosofía y pago mi botellín a precio de Guiness con una sonrisa en la boca, que hay que ser positivos. Me voy al fondo del garito y espero pacientemente a los teloneros.

Tras una larga espera, amenizada por una cansina publicidad de próximos conciertos en las pantallas que esconden el escenario, aparecen en él Sun of Cash (según su presentador, “desde Tchénesiii!!!”, aunque resulta ser una mentirijilla… que son STV, de Santander de Toda la Vida). Probablemente la sala al completo sabe de qué van, menos yo, que ni me he esforzado en buscarlos en el myspace. Se trata de un grupo de versiones de Johnny Cash.

Empieza el contrabajo, los acordes afolkados de guitarra y la (gran) voz del cantante… y yo me aburro. Me gusta Cash y estos tios suenan bien, pero dudo de que sea la mejor elección antes de escuchar a unos clones de Led Zeppelin. Al final me sorprendo moviendo los pies con Walk the Line y no puedo evitar cantar Ring Of Fire, mi favorito absoluto de Johny Cash, tema con el que se despiden de un público al que han conseguido calentar. Una pena que tras su silencio llegue una media hora de Siberia musical y más anuncios de próximos conciertos.

5 millones de años después saltan al escenario los protagonistas de la noche. Bastan 3 minutos para darse cuenta de que esta gente es sencillamente brutal. Ya estoy en compañía, por fin, y disfruto de uno de los mejores directos a los que he asistido en mi vida. Totalmente en serio.

El poderío vocal de Billy Kulke, que emula a Plant, asusta. Una pena que en los primeros temas el sonido estuviera ajustado como el culo (otra marca de la casa de esta sala, hasta donde yo he comprobado) y no le hiciera justicia.  La cosa mejoró más adelante, y podría entonces demostrar de lo que es capaz. Le encontré un parecido más que razonable con Plant, no tanto físicamente (aunque su melena rubia quemada y la caracterización ayudan a meterle en el papel), pero sí en el timbre de voz y en su habilidad para usarla (lo importante), lanzando unos agudos más que convincentes. Además se dedicó de contínuo a interactuar con el público… un experto del directo.

Soy un crack aunque el rubio me llame feo

Chris Cawte, bautizado (en esforzado castellano) por el Plant de pega como “el guapo” (la ironía inglesa, ya sabéis), es Jimmy Page. Lo ES. Con un pelucón permanenteado y un traje al más puro estilo Page, se mueve como él y toca como él. Y punto. Solomillo para los oídos. Se curró algún que otro solo antológico y lució un material de lo más atractivo, incluida guitarra de doble mástil. Ni un pero, ni uno.

Los otros dos integrantes de Letz Zep estuvieron también a la altura. John Paul Jones calcado al bajo y teclado, pero muy destacable el batería, que en Moby Dick se lució a lo Bonham a lo bestia, con el mítico sólo, incluida una parte que tocó con las manos… Para quedarse sin palabras. Un asistente grabó amablemente esa parte:

En este link podéis ver y escuchar una versión más completa del espectáculo que da este tío (el video pertenece a un festival de hace tiempo y el guitarra en esta ocasión era otro).

En general el nivel fue muy muy alto, el público se lo pasó en grande y en dos horas de concierto dio para mucho, repertorio variado, acústico incluído. Escuchar Kashmir, A Rain Song, Misty Mountain Hop, Moby Dick, The Immigrant Song, Rock and Roll (toda la sala cantando el “lonely time”) y Whole Lotta Love entre otro montón de temas míticos de mano de estos Letz Zep, que se merecen la fama que tienen, es indescriptible. A falta de los originales, poder ver y escuchar a esta banda es un lujo.

Personalmente sólo eché de menos The Battle Of Evermore, Communication Breakdown y, sobretodo, Stairway To Heaven, que nadie esperaba que se marcharan sin tocar, menos al ver que estiraron tanto los bises. Pero claro, esto es un garito multiusos, ya se estaban pasando de la hora, tenía que empezar la “Refreguetón Party” con Dj Imanol y supongo que no se podía alargar más la cosa… hubiera sido un detalle que, por lo menos, la sala nos hubiera pinchado otra cosa para sacarnos poco a poco en vez del tema chumba chumba con samples de “The Immigrant Song” que nos fusilaron a la salida, era como si el DJ nos despidiera con una patada en el culo, mancillando el sonido ledzepeliniano.

Las buenas referencias (incluidas las del propio Plant) estaban justificadas… qué paradógico fue pensar, durante y tras el concierto, lo grandes que han sido Led Zeppelin, precisamente a través de escuchar a esta banda homenaje. Leyendo por el internetes me he dado cuenta de que no soy el único al que le han transmitido esa sensación en sus conciertos.

Si pasan por vuestra ciudad, id a verlos.

Anuncios

Un comentario en “Letz Zep, tributo de tributos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s